(011) 4799 8000 / 4794-7000 / 4824-1001 |
+5491151227000
ENCUENTRE SU
PROPIEDAD
Todos
Barrio Norte
Belgrano
Congreso
Nuñez
Palermo
Recoleta
Saavedra
Villa Crespo
Villa Urquiza
Acassuso
Beccar
Florida
General San Martin
La Lucila
Martinez
Munro
Olivos
San Fernando
San Isidro
Tigre
Vicente López
Villa Adelina
Villa Martelli
Indistinto
Terreno
Departamento
Casa
Oficina
Local

Salaya Romera Propiedades

Salaya Romera Propiedades fue fundada en 1950 por Don José Salaya Romera,  quien impuso un estilo de profesionalismo y ética empresarial que diferencia a la inmobiliaria a través de más de seis décadas. Hoy en día, con la vinculación a la empresa de una tercera generación, nos preparamos para enfrentar los desafíos del siglo XXI, en un proceso de desarrollo tecnológico, edilicio y profesional.

Durante nuestra historia, hemos sido testigos y actores del crecimiento de las zonas donde se encuentran nuestras sucursales. Al iniciar el nuevo milenio, nos planteamos metas ambiciosas de crecimiento, que cumplimos con excelentes resultados.

Desarrollo de la empresa década a década

1950. Año de fundación de SALAYA ROMERA.  La firma se especializó durante toda su primer década en la venta de loteos, lo que llevó a tener sucursales y representaciones en Mar del Plata, Tres Arroyos, Necochea, Capital Federal y San Nicolás. Contribuyendo al desarrollo de vastas zonas que pasaron de ser rurales a convertirse, primero en barrios, y luego,  en ciudades pujantes. Miles de familias adquirieron su primer lote, que abonaban en 120 cuotas cuyo pago se asentaba en una libreta. Era un sistema aceitado que funcionó durante 20 años, en esa Argentina sin inflación.

1960. Durante los años ´60 la empresa comenzó a desarrollar la gerencia de residencias y oficinas. En ese período, se abrieron las sucursales de José Ingenieros, en la Capital Federal y en la localidad de Carapachay, partido de Vicente López. Al promediar la década, un grupo de colegas visionarios, funda el CMCPSI.

1970. Acompañando el proceso de crecimiento de la zona norte se suma una nueva sucursal: Olivos Alto. Durante esto años, se desarrollaron numerosos emprendimientos inmobiliarios, tanto unifamiliares, como de edificios de vivienda. Hacia el final de la década, se incorpora a la empresa la segunda generación de inmobiliarios.

1980. Anticipando el crecimiento -que una década más tarde experimentaría el corredor de la ruta Panamericana- se inaugura la sucursal Garín, dedicada especialmente a la venta de tierra para condominios o pequeños barrios cerrados. Paralelamente, y construyendo el liderazgo que años más tarde se lograría en el partido de Vte López. Se abre una nueva oficina en la esquina de Corrientes y Rawson, en la estación Olivos Bajo, la que iba a ser con el tiempo, el motor que empujaría el crecimiento de la empresa. Se toma la decisión estratégica de concentrar los negocios inmobiliarios exclusivamente en la zona norte.

Hacia el final de la década, asume la conducción de la empresa, su actual presidente, el martillero Claudio Daniel Salaya.

1990. La estabilidad económica inicial de la década, trajo consigo  el fuerte desarrollo del crédito inmobiliario. La ley de securitización, convertía en ilimitados los fondos que los bancos estaban dispuestos a prestar. Entendiendo esta necesidad comercial del sistema bancario, se fundan los Centros de Atención Crédito Hipotecario Galicia, en un inédito acuerdo de empresas, entre el mayor banco privado argentino de ese momento, el Banco Galicia y Salaya Romera.

Esta sociedad permitió potenciar las ventas de la propia empresa Salaya Romera, como así también dar atención personalizada crediticia y capacitación, a más de mil inmobiliarias de Capital y zona norte. En poco tiempo, la calidad de atención que lograron esos tres centros (ubicados en estratégicas esquinas de Olivos, Belgrano y Recoleta) permitieron gestionar un tercio del total nacional de los créditos hipotecarios otorgado por el Banco Galicia.

La financiación a largo plazo, trajo aparejado una fuerte demanda de inmuebles destinado a parejas jóvenes, por lo que también  participamos durante esos años, en el desarrollo de numerosos  dúplex y condominios.

2000. Pero fue en esta primer década del milenio, donde se puso a prueba el poder de adaptación de la empresa, y muy especialmente de su personal.

A los dos años iniciada la década, con la mayor crisis económica que recuerda el país, desaparecen los créditos hipotecarios, y por ende, se hacía inútil mantener los Centros de Crédito Galicia. Se tomó una decisión: Convertirlos en nuevas sucursales inmobiliarias de Salaya Romera, y así mantener la fuente laboral al brillante equipo que lideró esos centros. Con esa misma brillantez, es que se adaptaron al nuevo puesto, lugar que hoy siguen ocupando.

En medio del ojo de la tormenta perfecta de la gran crisis del 2002, nacieron las sucursales Recoleta y Olivos III. La primera, estuvo especializada en la venta de los activos que los bancos necesitaban vender para subsistir, mientras que  la nueva oficina de zona norte, se especializó en desarrollos y fideicomisos inmobiliarios, que el dólar súper-alto anunciaba como la estrella de la década.

Durante esos años aprendimos a vender en Patacones, Quebrachos, Tucu 1, Federales,  Lecop, también  a  pagar con certificados de depósitos pesificados y acorralados que mágicamente se convertían nuevamente en dólares billetes al escriturar, o a recibir el 30% más del monto nominal de los Boden si se usaban para construir. La adaptación al cambio constante de las reglas de juego, nos fortaleció y nos hizo evolucionar.

Paradójicamente, fueron años de fuerte crecimiento, en la que nos perfeccionamos en una nueva especialidad en la que hoy somos líderes: Aprendimos a vender con excelencia los más grandes y lujosos emprendimientos.

2010. Arranca la década con una nueva crisis: La actividad inmobiliaria es amenazada con un sinnúmero de medidas que parecen proyectadas para destruir la actividad. Esto obligó a agudizar nuestros sentidos para entender los cambios y adecuarnos a ellos. No solo sorteamos las dificultades con éxito, sino que sumamos  en los últimos años la apertura de oficinas en NORDELTA y el anexo exclusivo alquileres. Hoy podemos brindar soluciones innovadoras, transversales y diversificadas.

2017 Inauguramos en Av. Libertador N° 2601 esq. M. Sturiza, Olivos, las nuevas oficinas centrales con mas de 400 m2 marcando un hito de confort y tecnología en el rubro, enfocada a la excelencia.

2019 Comenzamos con la expansión regional, abriendo en el mes de abril, oficinas en el District Design de Punta del Este, Uruguay, integrando ambos mercados logrando inversiones  bilaterales.     

El 50 aniversario del CMCPSI, nos encuentra fuertes, activos e innovadores, al borde de integrar a la empresa a una tercera generación de apasionados por la actividad. Buscamos así dar continuidad de servicios a largo plazo, estando empeñados en estar preparados para los desafíos del siglo XXI en un proceso de desarrollo tecnológico de última generación. 

Nuestros principios fundacionales conforman la base de nuestra reputación, y son la raíz de nuestro éxito durante los últimos 67 años. 

Nuestra cultura y nuestros principios nos diferenciaron desde el inicio. Son la misma cultura y los mismos principios que nos guían hoy.

Nos sentimos orgullosos del legado. La historia de logros de nuestra empresa definen quienes somos hoy en día, y nos guiará respecto a quienes seremos en el futuro.

El país está próximo a vivir una nueva y emocionante era. En Salaya Romera, estamos preparados para este desafío.  Como lo señaló el líder político indio Mahatma Gandhi a inicios del siglo XX: “Nosotros mismos debemos ser el cambio que deseamos ver en el mundo”.